916601362 Alquiler, venta y reparación de equipos estéticos

Tomar el sol adecuadamente nos proporciona múltiples efectos beneficiosos en la salud y estado de ánimo. Estar bronceados hace que nos sintamos bien, que la ropa de verano nos siente mejor. En definitiva, nos hacer sentirnos a gusto con nosotros mismos.

Para ello, igual de importante que cuidar la piel con la protección solar adecuada, es tener una alimentación rica en betacarotenos. El betacaroteno es un principio activo precursor de la vitamina A, que favorece el bronceado y previene el envejecimiento de la piel. Está presente en múltiples frutas, como el albaricoque, que es la fruta más rica en betacarotenos. Tres piezas de albaricoque al día nos proporcionan más de la mitad de la dosis diaria que necesitamos de vitamina A, sustancia que contribuye a la salud de la piel y ayuda a conseguir un bonito y saludable bronceado.

O si lo prefieres, ¿qué te parece una brocheta de fresa y kiwi? Las fresas y los kiwis son ricos en vitamina C, sustancia antioxidante que cuida la piel de los efectos negativos provocados por los rayos UVA y UVB del sol.

Con esta brocheta además estarás mejorando tu figura y combatiendo la celulitis. El kiwi contribuye a reabsorber notablemente los edemas y las fresas son una de las frutas más bajas en calorías. Puedes completarlo añadiéndole piña, un potente diurético que ayuda a la eliminación de líquidos.